26 octubre, 2011

Aniversario


¿Llegaste ya a las nubes mi querida amiga?
¿Descubriste quién enciende el sol? ¿Quién apaga la luna?
¿Quién hace brotar en mayo la cuarta hoja del trébol?
A veces, todavía sueño contigo. 
Al principio, cuando comencé a soñar, no podía ver tu cara, tan sólo tu gorra de marinero, como la de Alberti y tu sonrisa, suspendida en el aire, como la del gato de Cheshire en el País de las Maravillas.
Apenas han sucedido grandes cosas desde que te fuiste, o al menos ninguna me parece tan importante como para contártelas a ti, que siempre colocabas a las pequeñas cosas en lugares preferentes.
Dentro de nosotras, de nosotros, se han ido sucediendo las estaciones de tu ausencia. 
El otoño de despedidas, el invierno de frío en el corazón, la primavera, en la que renacieron las semillas que sembraste antes de irte, y el verano, amarillo y cálido de grandes horizontes.
Ha vuelto el otoño, ya sabes de despedidas, y todo vuelve, más liviano -eso sí- como las hojas que sobrevuelan nuestras cabezas.
El tiempo parece cumplir lo que de él se espera y nos regala cierta calma para el desasosiego y un recuerdo dulce para la tristeza.
Olvidaste llevar contigo algunas cosas del corazón que nos habías prestado. Supongo que lo hiciste a propósito.

p.d. Ya sabes que te quiero

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

At 6:56 p. m., Blogger Ángel said...

Gracias Isabel. ¡Te debemos tanto!. Compartir contigo toda esta ausencia nos ha hecho las cosas, la vida, más fáciles. Ha sido un año tan largo!. Hoy tenemos un día gris, ventoso, frío. Ella se fue con un sol radiante, habría sido un día hermoso para disfrutar juntos del campo, de la montaña.
Con ella llegué a las más altas cimas que la vida jamás me pueda brindar.
Seguiremos caminando, como ella querría, como ella hubiera hecho en nuestro lugar.
Un abrazo fuerte Isabel.

 
At 7:21 p. m., Anonymous Rosi said...

¡Qué forma tan bella de expresar los sentimientos!.A través de tus palabras, intensas sí, pero tan serenas que al leerlas no producen dolor, he imaginado a Lourdes saltando por el cielo para no mojarse los pies.
Prescioso Isabel.
-------
¿Qué importa
que la estrella
esté remota
y deshecha
la Rosa?
Aún tendremos
el brillo y el aroma.

L. Felipe

 
At 9:33 a. m., Blogger Isabel said...

Gracias Rosi. La serenidad del tiempo, ya sabes...
Besos

 
At 9:40 a. m., Blogger Isabel said...

Ángel. Siempre estaremos cerca. Nos unen muchas cosas importantes. Las palabras dicen menos que los sentimientos. En ellos está toda la verdad.
Un abrazo muy fuerte

 

Publicar un comentario

<< Home