19 mayo, 2011

L. tiene 15 años


Le encanta la música y es capaz de, con sólo oír los primeros acordes de un tema, identificar al grupo o la canción. Tiene además buen gusto para escoger lo que escucha y no se deja llevar por las canciones de moda o las que suenan en las listas comerciales.
También dibuja muy bien. Lo hace desde que era muy pequeña y copiaba de los ilustradores de cuentos. Ahora crea ella misma personajes tipo "Manga", con los que expresa emociones y sentimientos.
Lee apasionadamente a Bukowski y te comenta sus obras con soltura y gran rigor analítico. Lee a otros también: clásicos de la literatura española, o novelas de autores centroeuropeos que nos son best-sellers.
Le encanta escribir. Un día, en una soleada tarde primaveral, recostadas en una tumbona en el campo, me leyó un cuento de 7 hojas que había escrito sin faltas de ortografía y con una excelente gramática y amplio vocabulario. Parecía escrito por alguien mucho más adulto y con más experiencias en la vida y en lecturas.
Huye a menudo de la ciudad, buscando espacios verdes, arboledas y ríos en los que dice sentirse más a gusto que en el asfalto.
Es una apasionada de la Edad Media, de la que defiende su estética y el valor -despojado de artificios- del ser humano, por el simple hecho de eso, de ser humano.
Y es que además, L. es muy humana. Lo intuyo en mis conversaciones con ella, en el alto sentido de la solidaridad y la justicia que posee, en su honradez de pensamiento y en ese fuerte sentido de la amistad como base de sus relaciones.
Es de pensamiento liberal y cree en la posibilidad de cambiar el mundo desde su pequeño espacio, contribuyendo con pequeñas acciones solidarias a mejorar las relaciones entre los seres humanos.

Todo esto, y mucho más es L. Pero resulta que, mira tú por donde, es una inadaptada en la escuela. Sus profesores la tratan como a una chica vaga y sin inquietudes por el simple hecho de que, la mayoría de las cosas que le enseñan en clase, no le interesan, porque ella se está autoformando con lecturas y música, con charlas y debates, con palabras y hechos diarios que le están dando la medida del mundo en qué vivimos y la capacidad de discernir entre lo que realmente importa y lo que sólo es aprendizaje memorístico para ir superando exámenes y etapas escolares.

Nuestro sistema educativo no contempla la posibilidad de chicos/as diferentes, que reivindiquen otro modelo de escuela en el que los valores individuales sean reconocidos, fomentados y animados.
Estoy segura de que si L. hubiera tenido profesores que la hubieran reconocido y reforzado en sus intereses, que la hubieran motivado y animado a desarrollar sus propias cualidades, a estas altura, L. no sería una "fracasada escolar". Pero esta sociedad no permite individuos sino masas adoctrinadas que cumplan los requisitos mínimos, se adapten a las enseñanzas mínimas o memoricen textos mínimos que enseguida serán olvidados, muchos de los cuales no les serán de ninguna utilidad, una vez superados los dichosos exámenes de conocimientos... mínimos.

Lo siento por L. y por tantos jóvenes como ella, porque sus niveles de autoestima van bajando a medida que los profesores se encargan de hacerles saber lo "poco" que valen.
Lo siento también por nuestra sociedad que podía estar llena de chicos motivados, creativos y con aptitudes diferentes a la mayoría, y que acabarán en cualquier trabajo rutinario alejados de sueños e ilusiones.

L. ojalá seas capaz, todavía, de demostrarles que hay otra vida, fuera de esta vida que te ha tocado vivir. 
Esta canción es para ti

 

Etiquetas: , , ,

5 Comments:

At 2:25 p. m., Blogger lavelablanca said...

¡Vaya, Isabel! ¡Qué suerte tienes de codearte con personas tan importantes! (¿Es tu hija?)

Y tienes razón: las dos partes salen perdiendo. La gente con inquietudes. Y la sociedad.

Un abrazo.

Ignacio

 
At 4:18 p. m., Blogger Isabel said...

Sí, Ignacio, tengo una gran suerte de haber conocido a L. Y no, no es mi hija, pero sí una chica estupenda y que me demuestra la inutilidad del sistema en el que vivimos.
Gracias amigo. Otro abrazo para ti.

 
At 5:20 p. m., Anonymous Anónimo said...

http://www.goear.com/listen/32b6c8f/bittersweet-symphony-the-verve
esta es para tí

No change, I can change,
I can change, I can change
But I'm here in my mould,
I am here in my mould.
And I'm a million different people
from one day to the next
I can't change my mould,
no, no, no, no, no, no, no

'Cause it's a bitter sweet
symphony, this life
Try to make ends meet,
try to find some money
then you die
I'll take you down the only
road I've ever been down
You know the one that takes you to
the places where all the veins meet,
yeah.
muchísimas gracias.
Firmado: L

 
At 5:27 p. m., Blogger Isabel said...

And I'm a million different people
from one day to the next.
You are, yes L.
Un abrazo muy fuerte (me encanta la canción)

 
At 10:43 p. m., Anonymous Anónimo said...

:), te hecho muchísimo de menos, a ver si nos vemos pronto
firmado:L
siento ponerte esto aquí pero es que ahora no tenía otra manera.
http://www.youtube.com/watch?v=XFkzRNyygfk
But I'm a creep
I'm a weirdo
What the hell am I doing here?
I don't belong here
You're so fucking special

 

Publicar un comentario

<< Home