27 enero, 2011

Los pobres desgraciados hijos de perra

Tranquilos. No os asustéis. No, no se trata de un insulto, ni de una salida mía fuera de tono (aunque podría decírselo a más de uno sin que me temblara la voz). Se trata del título del último libro del poeta Carlos Marzal, que he terminado de leer hoy.


Con esta novela, el poeta valenciano, regresa a la narrativa después de "Los reinos de la casualidad" publicada, también en Tusquets, en 2005.
Y lo hace como si nunca se hubiera ido, como si la narrativa fuera su elemento natural, en el que se mueve con locuacidad y soltura.

He sido fiel seguidora de su poesía, quizás por esto me atrajo tanto leer esta novela.
Creo que en el fondo, buscaba esa poesía entre sus líneas y la he encontrado, y de ¡qué manera!. La mirada de Marzal es poética, incluso describiendo las cosas más sórdidas, en estos doce relatos que tienen como escenario una urbanización en Portacoeli y como personajes a un grupo de amigos adolescentes -en algunas de las historias, ya en su madurez- que se enfrentan a la vida, intentando exprimirla al máximo.

No sé cuánto hay, en todos estos relatos, de recuerdos personales, de vivencias propias, de personajes reales. Lo leo como si fueran memorias, también se entremezclan con mis recuerdos y mis propios paisajes. Los leo con cierta inquietud, con una mezcla de, a veces, insanas emociones. No me dejan ninguno indiferente.
Tampoco puedo separar un relato del siguiente, parecen más capítulos de una misma novela, y cada episodio se va entretejiendo con el anterior y el posterior para formar una historia única.

Respiro hondo al cerrar el libro. Me ha faltado el aire, en algunos momentos, entre sus páginas.


Etiquetas: , , ,

2 Comments:

At 4:16 p. m., Anonymous Anónimo said...

Cuando empiezo un libro soy un apersona, y cuando lo termino, otra...¿no?
Nos contagias la mirada poética de Marzal.
un beso Isabel, R2

 
At 11:52 p. m., Blogger Isabel said...

Eso R2. Precisamente es esa capacidad de transformación que tiene la lectura, lo que más me fascina de ella.

Dos besos R2

 

Publicar un comentario

<< Home