03 octubre, 2010

Tarde de domingo con viento

No lo escuché.

Pero hoy lo leo, dos años después.
Nunca un discurso con tanta poesía, con tanto corazón.
Las palabras de un maestro, sobre otro maestro:
Juan Carlos Mestre.


Mientras, escucho este gran tema de un gran maestro del piano.



Etiquetas: , , ,

5 Comments:

At 4:59 p. m., Anonymous Anónimo said...

Isabel,tienes razón, poesía, pura poesía la de Mestre sobre Gamoneda, discípulo y maestro, maestros ya los dos como tu dices. Un beso. Carmen.

 
At 8:44 a. m., Blogger autor said...

Isabel:
Ya lo había leído, pero al encontrarlo de nuevo en tu página, he vuelto a hacerlo con la misma emoción que entonces.
Es un momento que me hubiera gustado vivir.

Gracias por traerlo.

Abrazo.
Elías

 
At 9:35 a. m., Blogger Isabel said...

Gracias por tu comentario Carmen. Otro beso para ti.

A mí también me hubiera encantado estar allí, Elías. Otro abrazo

 
At 12:27 p. m., Blogger lavelablanca said...

¿Tengo que agradecerle al viento que leyeras -al abrigo- este discurso? No lo conocía y me ha maravillado. Siempre me derrotan las palabras.

Lo emplearé esta tarde en clase para la hora del cuento (es lo que más gusta).

Abrazos. Ignacio

 
At 12:48 p. m., Blogger Isabel said...

Pues, al menos, ya somos dos los derrotados, Ignacio.
Y sí, fue el viento.

 

Publicar un comentario

<< Home