27 enero, 2012

M. y C.


Algunas veces la vida nos da un zarpazo y nos deja heridos de muerte, a medio camino entre ser y no ser, entre estar y no estar.
Y el futuro deja de ser un camino por delante, para transformarse en un precipicio oscuro del que no sabemos nada, en el que parece no haber nada.
Pero, algunas veces, en ese preciso instante en el que el abismo está bajo tus pies, sale el sol sobre un azul intenso y la mirada se vuelve hacia ese azul, y el negro desaparece, mientras los pies se convierten en alas que levantan nuestros pesados cuerpos y nos elevan hacia el horizonte.
Y ya no importa el mañana, porque el hoy se convierte en tu futuro mientras el pasado te regala sus mejores recuerdos.
Y es ahí, en ese lugar sin tiempo, en el que dos almas se reencuentran de nuevo para ser una sola.
Y es ahí, en ese día a día, compartiendo pequeños momentos, paisajes comunes, miradas cómplices y manos que se llenan de ternura donde, dos seres que se aman, logran vencer el vacío y el miedo, la angustia, el dolor, la pesadumbre y las dudas.

Os imagino así a los dos. 
Viviendo este tiempo que se presentó de sopetón, sin previo aviso, mientras llenáis de sentido cada hora, cada minuto, cada segundo. Bebiendo a sorbos la vida con el sosiego del que no espera nada, porque todo lo que necesita lo tiene en el otro, y es tanto, y es tan grande...
Por eso, no queremos llamar a vuestra puerta en estos momentos todas las veces que desearíamos. Para respetar esa isla mágica que habéis creado entre los dos y en la que nada más tiene cabida.
Por eso estamos sin estar, atentas por si hubiera mensajes de auxilio, o señales de humo, y sin embargo con la certeza de que sois dos robinsones con vuestro propio Viernes.
Mientras aprendemos, desde lejos y junto a vosotros, que la vida, con zarpazos y sin ellos, sigue mereciendo la pena. 
Gracias queridos amigos

Va por vosotros

Etiquetas: , , , ,

6 Comments:

At 1:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

No sé quien son M. y C. pero descubro por tus palabras que una pareja muy especial. Enfrentarse a los reveses de la vida con amor y valentía es un ejemplo que tendremos que seguir.
Un abrazo para ellos y otro para ti.
Elena

 
At 3:44 p. m., Anonymous Anónimo said...

Yo si creo saber de quien se trata. Tu comentario no solo es maravilloso porque demuestra tu gran sensibilidad, sino porque pone de manifiesto la magnifica grandeza de espíritu que estas dos personas tienen y se estàn demostrando mutuamente en ese tan dificil trance que estàn pasando. Chapó por los dos y un fuerte abrazo de quien los quiere.

 
At 3:56 p. m., Blogger Isabel said...

Sí, Elena. Son muy especiales y siento mucho por lo que están pasando, pero también me llena de fuerzas ver cómo lo están llevando. Cada día aprendo más y más gracias a personas como ellos.
Un abrazo aunque no te conozca

 
At 3:57 p. m., Blogger Isabel said...

Gracias a ti por tus palabras anónimo/a. Me uno a tu abrazo

 
At 6:56 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me gusta el anonimato en razones de cariño y admiración, pero si se quines somos. Otro fuerte abrazo.

 
At 11:01 p. m., Anonymous Anónimo said...

Un abrazo enorme para los dos,
R2

 

Publicar un comentario

<< Home