10 enero, 2012

Un poema de Aníbal Núñez con música de Debussy



Ir al campo bebernos todo el campo
subirnos a las ramas 
¡qué maravilla andarse por las ramas! 
confundirnos las bocas con cerezas 
oler a jara el cuerpo 
merendar la cascada y chocolate 
trenzarte una corona de juncos del arroyo 
contar las veces que la piedra roza 
con el agua aprender 
botánica sin flexo 
zoología sin matrícula 


Pero el señor rector y sus bedeles 
nos tienen encerrados a la sombra 
del Árbol de la Ciencia y lo siguen regando 
con tinta de tampón 


    ¡Maldito frutal éste 
que no da más que peros! 


EN: Naturaleza no recuperable


Etiquetas: , , ,

4 Comments:

At 8:33 p. m., Blogger Elías said...

Extraño y bellísimo Aníbal.
Un poeta "recuperable", una fuerza de la naturaleza.

Beso.

 
At 10:49 a. m., Blogger lavelablanca said...

El gozo de lamer la nieve y llorar echando el aliento a los dedos doloridos.

Un abrazo.

 
At 12:56 p. m., Blogger Isabel said...

Es cierto, Elías. Un magnífico poeta que a veces, por cercano, olvidamos.
Otro beso para ti

 
At 1:04 p. m., Blogger Isabel said...

Ummm Es verdad Ignacio, aunque este año no hay nieve...
Un abrazo

 

Publicar un comentario

<< Home