07 julio, 2011

Buena gente


El otro día estuve con C. 
Después de dar un paseo, nos sentamos en una terraza con césped artificial y una banda sonora de decenas de pájaros. Un intento, desesperado e ingenuo, de llevar la naturaleza al centro de la ciudad.
C. está pasando por momentos muy duros y difíciles, pero conserva su sonrisa -un poco triste ahora, sí- y su fuerza y sus ilusiones para el futuro incierto que se le presenta.
Le conté mis nuevos proyectos y participó de ellos con una escucha atenta y aportaciones interesantes y llenas de ánimos.
Me contó algunas experiencias personales que yo desconocía y que le habían marcado profundamente y que, sin embargo, no habían generado amargura, desconfianza o dureza en su corazón.
Escuché, con mi corazón encogido, sus confidencias y también con la admiración de comprobar que no había huellas irreversibles en su alma o en su piel y que seguía manteniendo un alto nivel de confianza en los seres humanos y una visión optimista y esperanzada de la vida.
Es buena gente C. y mantiene una mirada limpia sobre las cosas que le rodean, y  me demuestra con su actitud que los reverses de la vida no tienen porque afectar tu percepción sobre todas las cosas buenas que ésta puede también ofrecerte.
Fueron unas horas sosegadas, de intercambio de confidencias, sensaciones, inquietudes y proyectos.
Luego aparecieron M. y C. y también M., R. y O. quienes nos llevaron con sus risas, su juventud y su frescura por otros derroteros. Ellos también son buena gente. Con intereses que trascienden a los propiamente personales y se extienden, con generosidad, para contribuir a una mejora del mundo y de los que en él habitamos.
Fue una buena tarde, con buena gente.


(Cuadro: Isaac Maimon)

 

Etiquetas: , ,

6 Comments:

At 2:30 p. m., Blogger Elías said...

Estos momentos, Isabel, nos reconcilian con la vida.
Hay que disfrutarlos al máximo mientras podamos.
Me alegro de que tú los haya hecho "el otro día".

Un beso.

 
At 9:29 a. m., Blogger lavelablanca said...

Es refrescante encontrarse con buena gente. Al tiempo, recuerdas que tú pretendes serlo (con esfuerzo) alguna vez.

Besos.

 
At 1:39 p. m., Blogger Isabel said...

Es verdad, Elías. Da gusto disfrutar intensamente esos momentos. ¿Cómo andas amigo? Un beso fuerte

 
At 1:40 p. m., Blogger Isabel said...

Bueno, Ignacio, es un esfuerzo que merece la pena...
Un fuerte abrazo

 
At 6:38 p. m., Anonymous Anónimo said...

El cuadro es de Michèle Mariette ¿no?

 
At 9:29 a. m., Blogger Isabel said...

NO, es de Isaac Maimon.

 

Publicar un comentario

<< Home