31 marzo, 2011

Nada regresa

Francesca Woodman
Al romper una vieja foto

Durante más de treinta años
he conservado esta fotografía.
Y, desde luego, bien inútilmente.
Apenas las habré visto
-al encontrarla, como hoy, por puro azar
en algún cajón desordenado-
dos o tres veces en tantísimo tiempo.
Cuando todo acabó entre nosotros
y tú, no obstante, eras
de alguna forma mi presente aún,
la guardé para mirarla en el futuro.
Y lo hice pensando que cuando la viera
al cabo de los años
algo me llegaría de aquella vieja historia
de mi primera juventud: no sé,
una emoción acaso, una melancolía.
Pero nada me llega, excepto la certeza
de que también los recuerdos se desgastan y mueren.
Y es terrible aprender esta verdad.
Contemplo
la vieja cartulina. En ella
me sonríe una muchacha que no está en ningún sitio.
Te marchaste para siempre
el día que nos vimos por vez última.
Nada regresa, nada.
La foto, ante mis ojos, se ha borrado de pronto.
Y ahora rompo un papel que está vacío.

Eloy Sánchez Rosillo


 

Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

At 6:38 p. m., Blogger lavelablanca said...

Qué quieres que te diga, Isabel, de lo que dice Sánchez Rosillo. A veces, si. A veces, no.

Un abrazo.

 
At 9:39 a. m., Anonymous isabel said...

Tienes razón, Ignacio, a veces sí y a veces no. Incluso muchas veces, cuando parece que sí, es que no.
¡Vaya galimatías!
Besos

 

Publicar un comentario

<< Home