29 marzo, 2011

No queda nada



El mar que suspira. ¿Adonde las naves?
Carlos Bousoño
No queda nada de aquellos días,
ni siquiera una fotografía
perdida en cualquier álbum,
el banal testimonio de unos rostros que fueron.
Desaparecidos personajes de una obra,
efímeros actores en la escena del tiempo,
los muertos y los vivos nos mezclamos
detrás del polvoriento telón de la memoria.
Sólo queda una imagen fija:
la luna roja sobre Tagomago,
carcajadas y espumas, olas y palabras,
instantánea borrosa de la vida.

Juan Luis Panero


 

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

At 2:09 p. m., Blogger Sir John More said...

Oí nombrar tanto a Carlos Bousoño. Fue amigo de Aleixandre, y en sus inolvidables cartas a José Luis Cano lo cita constantemente. Bousoño, Panero, Aleixandre, Cano... bajo esta música... La tristeza es el escenario de nuestros mejores hallazgos, ¿verdad?

 
At 11:18 p. m., Blogger Isabel said...

Sí, la tristeza es un campo abonado...
Gracias por tu comentario, Sir John.

 

Publicar un comentario

<< Home