18 marzo, 2011

Terremotos

 El terremoto en Japón ha tenido efectos devastadores, cuyas consecuencias iremos conociendo a lo largo de los próximos meses. 
Un terremoto es algo poco previsible y se produce por una sacudida del terreno debido al choque de las placas tectónicas y a la liberación de energía en el curso de una reorganización brusca de materiales de la corteza terrestre.

De forma mucho más sencilla y habitual, se producen los terremotos individuales en el interior de cada uno de nosotros.
Una simple palabra puede provocar un seísmo en nuestras placas más profundas, cuyos efectos, incalculables, se irán viendo a lo largo de los años.
Como aquella piedra en el estanque de Rodari, una simple palabra puede producir movimientos en la superficie, en el interior y en el fondo de nuestro ser. Puede remover sentimientos, desplazar otros, destruirlos, enterrarlos o provocar un pequeño cataclismo de consecuencias inesperadas.


Leo, estos días, libros breves, no tengo el cuerpo y la mente para grandes novelas o libros sesudos de ensayo.
Lo breve, de Cristina Grandes (Tropo editores), un librito de pensamientos, opiniones y experiencias diarias, narrados de forma breve, concisa e intensa.
Diarios, de Iñaki Uriarte (Pepitas de calabaza, ed.), ese vasco tranquilo nacido en New York, irónico, inteligente, gran lector e independiente.

 


La semana que viene empieza la primavera. Tengo la sensación de que este invierno se me ha pasado mucho más rápido que nunca. el tiempo, a medida que nos hacemos mayores, se va acortando y los meses se caen del calendario como fruta madura.


Hablar de fruta me recuerda que no he podado este año los árboles. Todavía estoy a tiempo, sí.

 

Etiquetas: , , , ,

5 Comments:

At 3:37 p. m., Blogger Elías said...

Dos hermosas lecturas, Isabel, tanto la de Cristina (gran amiga mía) como la de Iñaki Uriarte con su espléndido diario.

Beso.

 
At 3:55 p. m., Blogger lavelablanca said...

Los terremotos interiores, a veces, no están mal venidos (siempre que no dañen irremediablemente la maquinaria).

Si es por breve, Mendel, el de los libros, de Zweig (aunque tú ya has leído todo).

Y ni de terremoto ni breve, un abrazo primaveral.

Ignacio

 
At 9:29 a. m., Blogger Isabel said...

Siempre que leo un diario me siento un poco "voyeur", Elías, mientras espío por detrás de las palabras.
Te veo el sábado, con tus poemas.

 
At 9:30 a. m., Blogger Isabel said...

¡Uy! ¿todo? Ya me gustaría, Ignacio. Anda que no me queda por leer...
Un abrazo primaveral.

 
At 7:32 a. m., Anonymous Anónimo said...

Terremoto = sacudida. A veces te sacan del lugar en el que te has habituado a dar vueltas sobre ti mismo.
Efectos personales devastadores. Muchas veces para bien
Que así sea.
Te abrazo
J.

 

Publicar un comentario

<< Home