06 mayo, 2009

Ma.

La sonrisa...
Siempre que pienso en ella, la primera imagen que tengo es su sonrisa.
Una sonrisa enorme, ancha, larga, que recorre su rostro de arriba abajo, empezando por sus ojos llenos de luz y terminando en su boca tan ancha como su alma...

La dulzura...
Siempre que pienso en ella pienso en su dulzura.
Una dulzura tierna y sosegada, que te abraza delicadamente, que te acaricia como una pluma o como el viento, una dulzura que te recorre despacio y sin ruido.

La sabiduría...
Siempre que pienso en ella, pienso en su sabiduría.
En su forma de analizar las cosas, con una mirada sin aristas, sin alfileres, sin puntadas. Tengo la sensación que Ma. se distancia los suficientemente de las cosas para verlas con mucha más claridad, con más ecuanimidad, con más tolerancia.

La lealtad...
Pienso en ella y pienso en la lealtad.
No la imagino haciendo disecciones cruentas, ni juzgando actitudes. No la imagino siendo juez ni fiscal, sino defendiendo, con esa suavidad que la caracteriza, el comportamiento de sus amigos con la fidelidad que le supongo, que le intuyo.

Una vez oí: "los amigos son aquellos que, cuando te comportas como un tonto, saben que es pasajero".
Creo que quien escribió esta frase lo hizo pensando en ella.
En como se relaciona ella con la gente q quien llama amiga...
Pensando en Ma.

Etiquetas:

5 Comments:

At 5:49 p. m., Blogger Club de lectura de la Biblioteca Torrente Ballester said...

Cierto que es la dulzura personificada y también me parece el reflejo de la bondad.
Un abrazo

 
At 12:54 p. m., Blogger lourdes said...

Y a todo eso habría que ponerle una banda sonora.

 
At 1:30 p. m., Anonymous Anónimo said...

Iba a decir lo mismo....me parece que refleja bondad, dulzura, tranquilidad....
un abrazo de vainilla para tod@s
Rosa

 
At 6:55 p. m., Blogger PAQUI said...

Ma. no creo que se pueda ser más dulce, mejor persona, ni tener mejores gustos musicales que tú. Te quiero.

 
At 10:05 a. m., Blogger Club de lectura de la Biblioteca Torrente Ballester said...

Estoy de acuerdo con Lourdes, solamente falta un fondo musical, tan acertado como todos los de ella.
Un abrazo. CONCHI

 

Publicar un comentario

<< Home