15 diciembre, 2008

Huellas

Hoy nieva en Salamanca. Las calles se han llenado de huellas.
Mientras camino, despacio, observo sus formas, sus tamaños, la intensidad o levedad de la pisada.
Imagino a sus"propietarios", intento seguir los caminos que me preceden, poniendo los pies en su lugar. Grandes zancadas o pequeños pasos.
Escribo poco ultimamente, me digo.
No dejan de pasar cosas, pero ninguna deja en mi ninguna huella.
Quizás para escribir se necesiten huellas. Seguir las de otros, dejar las nuestras o sólo que algo deje sus huellas sobre ti.

Etiquetas:

2 Comments:

At 4:10 p. m., Anonymous Anónimo said...

Si, es cierto escribes poco, sobre todo para los que como yo te seguimos a través de estas líneas. Dicen los que saben de esto que en literatura todos seguimos las huellas de los que nos precedieron y debe ser cierto, con mayor o menor fortuna; en la vida debe pasar lo mismo, seguir una huella, pisar una huella o que algo deje en ti una señal tan grande o tan importante que tengas que volver sobre ella...bueno es divagar, sigo aquí. Un inmenso abrazo a trave´s de la nieva, la escarcha y el hielo. Charo Ruano

 
At 9:42 a. m., Blogger Isabel said...

Querida Charo.
No recordaba un invierno tan frío, tan desoladamente frío, como este.
Gracias por tu abrazo que sé lleno de calidez.

 

Publicar un comentario

<< Home