24 febrero, 2008

Genialidad


No fue un concierto al uso.

Durante casi 2 horas tuvimos el inmenso placer de disfrutar de uno de los mejores conciertos de jazz a los que he tenido la ocasión de asistir en los últimos años en Salamanca.

Sobre el escenario, el gran Antonio Serrano, sacando notas y armonías que parecían imposibles de una armónica que formaba parte de sus labios, de sus manos,de su cuerpo. Una armónica que sonaba como un bandoneón, en un homenaje maravilloso al gran Astor Piazzola.

Y no estaba solo el armonicista madrileño. A su lado otros 2 genios: Javier Colina al contrabajo y José Reinoso al piano.

Yo creo que se olvidaron de nosotros, del público o quizás porque estábamos allí, y se dedicaron a disfrutar y, de paso hacernos volar a nosotros, de cada una de los temas que abordaron con pasión, virtuosismo, body and soul...

La gente aplaudía incansable cada intervención de los 3 y ovacionaban, silbaban y gritaban al término de cada tema.

Casi 2 horas... difícil tanta generosidad en cualquier concierto de jazz hoy día, en los que los músicos racanean hasta los 5 minutos de un bis una vez pasada la hora reglamentaria.

¿De dónde saca Serrano esa fuerza de la armónica? ¿De dónde Javier Colina, el veterano contrabajista navarro, ese camaleónico contrabajo capaz de sonar como una guitarra española o un cajón flamenco? ¿de dónde el uruguayo José Reinoso esos dedos, recorriendo el teclado, acariciando los sonidos, imprimiendo la tristeza y la alegría, el dolor y la nostalgia de los mejores tangos de Piazzola?

Me gustó mucho también el momento íntimo de armónica y piano o la explosión del paseo que se dieron por las melodías más conocidas y marchosas de América del sur -ay ese sur-
Y me gustó la comunicación y la complicidad que se respiraba entre ellos - la sonrisa de Reinoso ante las "travesuras" que improvisaba Serrano, los secretos al oído, las miradas que decían que entre ellos había mucho más que un concierto.

La batería -no recuerdo el nombre del batería que sustituyó a Guillermo McGuill (anunciado en el programa)- estuvo correcta. No hizo alardes, supongo que consciente de lo que se cocía en el escenario, pero acompañó mucho y bien, incluso tuvo un bis a bis con la armónica que no desfraudó en absoluto.

Un pedazo concierto, si señor. De esos que se recuerdan siempre. En una noche cálida de casi primavera. Será difícil repetir en breve esta experiencia.

Etiquetas: ,

3 Comments:

At 7:14 a. m., Blogger Nemuro said...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

 
At 2:14 p. m., Blogger Doum said...

See HERE

 
At 12:34 a. m., Blogger Chiqui said...

ESTAMOS DE PRUEBA,ESPEREMOS QUE SEA EFECTIVA, DESPUES DE VARIOS INTENTOS FUSTRADOS,.....DICE CHIQUI QUE NO QUE HA SIDO A LA PRIMERA, Y YO DIGO QUE A LA DECIMA,,,,,,IGUALITO QUE LO QUE DICE EL P.S.O.E Y EL P.P.
ARRIBA LA OBJETIVIDAD.

Hola Isabel, Feliz primada.Nosotras fuimos a "carrefour" a comprar leche y aceite ( marcas buenas y baratas). También vimos libros y compramos una memoria usb de 2MG.Concha está de los nervios porque dice, que este relato es muy domestico...

 

Publicar un comentario

<< Home