18 noviembre, 2010

Sentidos y sensibilidad

Ayer vi una película que me gustó mucho, muchísimo. "Estómago" ópera prima de Marcos Jorge.

La cinta recibió la Espiga de Oro por decisión unánime del jurado internacional en la pasada edición del Festival de Cine de Valladolid y tiene a la gastronomía como hilo conductor aunque es en realidad una sátira a favor de la dignidad y en contra de la desigualdad social.

Los personajes, especialmente el protagonista, son primitivos y muy divertidos y la comida, los sabores, los olores, están siempre presentes en cada escena.

Tuvimos la suerte de verla en versión original (brasileño) y, también, la suerte de coincidir un grupo de amigas/os quienes después de salir del cine, imbuidos por la magia de lo que habíamos visto, recalamos en un bar pequeño, cuyo cocinero parecía uno de los personajes del film, quién nos preparó unas exquisitas tostadas preparadas con profesionalidad y mimo. La tertulia, en torno a una mesa, las tostadas y buenos vinos duró hasta más allá de la madrugada.

Es lo que tiene el buen cine. Que despierta todos los sentidos.


Esta es la sinopsis:


Raimundo Nonato llega a la gran ciudad con la esperanza de conseguir una vida que le permita, en el mismo día, comer y cenar. Consigue trabajo en un bar y allí descubre su talento innato para la cocina y, con sus coxinhas, transforma el lugar en un local de éxito. Giovanni, dueño de un conocido restaurante italiano, intuye las dotes de cocinero de Nonato y cambia su vida al contratarlo como ayudante de cocina. Así se inicia para Nonato el descubrimiento de la cocina italiana, de las recetas, los sabores y, cómo no, del vino. La vida de Nonato cambia y empieza a afirmarse socialmente: una casa, ropa, nuevas relaciones y, sobre todo, el amor de una mujer, Iria, una prostituta de buen apetito, con la que establece un ancestral intercambio de sexo por comida.


Etiquetas: , , ,

2 Comments:

At 3:17 p. m., Blogger lavelablanca said...

¡Y pensar que hace unos dos años que no voy al cine!

Un abrazo, Isabel.

 
At 11:03 p. m., Blogger Isabel said...

¿Por qué Ignacio?

 

Publicar un comentario

<< Home