18 agosto, 2010

Paseo de los tristes


Conocía el de Granada, ese camino paralelo al Darro por el que solían subir los cortejos fúnebres al cementerio de la Alhambra.


Hoy, leyendo el blog de Álvaro Valverde, descubro que hay otro en Plasencia (supongo que también llamado así por el mismo motivo que el de Granada).

Pero yo prefiero olvidar estos datos reales e históricos y me quedo con el nombre y lo que me sugiere. Y me imagino un lugar que la gente escoge para pasear, cuando su estado de ánimo es decaído o nostálgico, abrumado de ausencia o meditabundo. Un lugar en el que, cuando paseas, se intercambian saludos en voz baja, miradas melancólicas o palabras en suspiro. Un lugar en el que los pies parecen de plomo y el alma de piedra. Un paisaje envuelto en niebla, húmedo, gris...

Y la verdad es que, me hace sonreír el hecho de pensar en ello o imaginarlo.

Será que hoy luce el sol y el cielo es azul.
Será que hoy me siento bien :-)


Etiquetas: , ,

6 Comments:

At 1:20 a. m., Anonymous Anónimo said...

ME IMAGINO QUE EN LOS LUGARES DONDE HAY MAR, "EL PASEO DE LOS TRISTES"
ESTARÍA CERCA DE ÉL.
EN SALAMANCA ¿DONDE ESTÁ ESE LUGAR PARA TI?

 
At 9:12 a. m., Blogger Isabel said...

Tengo que pensarlo, pero creo que cuando estoy triste la ciudad entera se convierte en ese paseo.

 
At 12:24 p. m., Blogger Á.V. said...

Dejando la poesía a un lado, creo que en Plasencia se llama así porque por allí paseaban los que estaban de luto. Ah, también merece la pena (nunca mejor dicho) recordar el libro de igual título del granadino Javer Egea.
Abrazos, Álvaro

 
At 12:32 p. m., Blogger Isabel said...

Gracias Álvaro. Por el dato y la referencia del libro.
Más abrazos

 
At 12:41 a. m., Anonymous Anónimo said...

Para mí, el camino más triste es el que se hace en compañia física de algien que no está o desea no estar.

 
At 8:47 a. m., Blogger Isabel said...

Tienes razón "anónimo". No hay peor soledad, que la compartida...

 

Publicar un comentario

<< Home