12 agosto, 2010

Cine de verano


En tres días veo tres películas:

London River (dirigida por Rachid Bouchareb)
Narra la desesperada búsqueda, por parte de una mujer inglesa tradicional y de un africano musulmán, de sus respectivos hijos, desaparecidos en los atentados terroristas de Londres el 7 de julio del 2005.

Una emocionante historia llena de sensibilidad y silencios, sobre la incomunicación, la soledad, los prejuicios, la esperanza... con dos personajes magníficamente interpretados por Brenda Blethyn y Sotiqui Kouyate.

Io sono l'amore (dirigida por Luca Guadagnino)
La casa de la rica familia Recchi, en Milán, está llena de espejos, flores, dinero y frialdad. La saga está compuesta por Eduardo Tancredi y su mujer Emma (Tilda Swinton), inmigrante rusa plenamente integrada en la cultura milanesa, sus hijos Elisabetta, Edoardo y Gianluca, los compañeros y prometidos de estos, los abuelos, el linaje y las futuras generaciones celebran entre habitaciones y pasillos, jardines cubiertos de nieve y las espaciosas cocinas de Villa Recchi la sucesión y entrega del negocio familiar y la consolidación, una consolidación progresiva de los papeles que cada vez es más temida pues son conscientes de la clase a la que pertenecen la gran burguesía industrial de Lombardía.

Un majestuoso, rico y conmovedor melodrama italiano, moderno y arriesgado, que recuerda a las películas de Visconti. Bellísima la fotografía de Yorick Le Saux. Un regalo para los sentidos.

El concierto (dirigida por Radu Mihaileanu)
En tiempos de Brézhnev, Andreï Filipov era el mejor director de orquesta de la Unión Soviética, al cargo de la célebre orquesta del Bolchoï. Pero como se negó a despedir a los músicos judíos, a su mejor amigo Sacha incluído, fue expulsado en pleno zénit de su carrera artística. Treinta años después, sigue trabajando en el Bolchoï... pero esta vez de hombre de la limpieza. Una tarde en que Andreï se quedó hasta muy tarde limpiando el despacho del director, descubre un fax dirigido al director del Bolchoï en el que el Teatro del Châtelet invita a la orquesta a dar un concierto en Paris… De pronto, a Andreï se le ocurre una idea peregrina: ¿por qué no reunir a sus amigotes músicos de antes que tan mal viven y llevarlos a París como si fueran los músicos de la orquesta oficial del Bolchoï? Una oportunidad única de tomarse la revancha...

Tiene una trama insólita e increíble, se mire por donde se mire, pero es divertida, absurda, tierna, sensible, irónica y te conquista inmediatamente.
Y es un inmenso placer disfrutar del Concierto para violín y orquesta de Tchaikovski, del que dejo aquí el primer movimiento.

6 Comments:

At 1:56 p. m., Anonymous Anónimo said...

Gracias amiga por compartir con nosotros tantas cosas buenas.
Voy a ver si soy capaz de hacerme de estas peliculas. CONCHA desde Granada

 
At 2:17 p. m., Blogger Isabel said...

Un placer compartirlas con vosotras Concha, y un abrazo fuerte

 
At 12:43 p. m., Blogger lourdes said...

Apunta también a "Los dos caballos de Genghis Khan" de Byambasuren Davaa. Es muy posible que por estos lugares no llegemos a verla en pantalla grande. Habrá que hacerse con ella cuando salga en dvd.

 
At 1:17 p. m., Blogger Isabel said...

Me lo apunto inmediatamente, y más viniendo de ti. Creo que puedo hacerme con ella y espero que la veamos juntas :-)
Anoche te echamos mucho de menos...

 
At 1:32 a. m., Anonymous Anónimo said...

DE LAS TRES PELICULAS QUE CITAS, YO SÓLO HE VISO "EL CONCIERTO" Y LA HE RECOMENDADO MUCHISIMO, PUES ME PARECE SUPER BELLA LA HISTORIA QUE CUENTA Y TE DEJA UN SABOR DELICIOSO, Y DE VEZ EN CUANDO ESTÁ BIEN VER QUE ALGUNAS VECES LOS SUEÑOS SE HACEN REALIDAD.
LAS OTRAS DOS TAMBIÉN LAS QUIERO VER, Y SOBRE TODO LA QUE CITA LOURDES, Y ESA SOLAMENTE LA QUIERO VER CON VOSOTROS. ¿CUANDO? YO PONGO LAS PALOMITAS O LO QUE HAGA FALTA

 
At 9:11 a. m., Blogger Isabel said...

Tendremos que retomar el cineforum este otoño :-)

 

Publicar un comentario

<< Home