31 julio, 2010

Mirando...



Para ver algo hay que mirar mucho.

Por eso hoy me he pasado el día mirando...





Un gato pasea por un jardín en el que antes había un perro haciendo un agujero en la tierra. El gato se mueve entre los árboles como un tigre en la selva. El gato es la última posibilidad que tiene el hombre (y la mujer) de acariciar a un tigre.

Una mujer barre las hojas de los árboles. Con infinita paciencia y exquisito cuidado, va limpiando su jardín. Hojas muertas, el ciclo de la vida. Me trae a la memoria la canción Les feuilles mortes, de Jacques Prévert, en la voz de Yves Montand. También otro jardín en Louvain la Neuve (Bélgica) y la señora que quitaba allí les feuilles mortes.

¿Cómo podremos vivir sin el mar?. Miro a través de él el horizonte. Todo es azul. El cielo, el mar, la luz, las montañas a lo lejos. Si los árboles fueran azules sería una Rahpsody in blue, como aquella de Gershwin.

Otro jardín. Milimétricamente ordenado. Buganvillas en la pared al lado de la puerta de entrada, un magnolio en una esquina, árboles variados en fila india, macetones de hortensias en línea recta al lado del camino... Sus habitantes lo riegan cada noche y cada mañana a la misma hora. No hay nada que rompa la armonía trazada con tiralíneas. Me pregunto si el interior de su casa será igual. Es más me pregunto cómo serán ellos interiormente.

Las mujeres hablamos más que los hombres. Al lado del mercado un grupo de mujeres charlan animadamente sin cesar. Tres hombres, cruzados de brazos, esperan pacientemente (al menos eso parece) que concluya la animada charla. Yo creo que a veces envidian esa capacidad de comunicación oral de las mujeres. Al menos eso me parece a mí.

Los niños y niñas juegan poniendo toda su alma, su corazón y sus sentidos en el juego. Admiro esa capacidad de concentración que, a medida que vamos haciéndonos mayores se va perdiendo, como si nos convirtiéramos en coladores por los que se nos escapa todo.

Ese mismo colador por el que se escapan todas mis miradas de hoy...



Etiquetas: , ,

2 Comments:

At 2:45 p. m., Anonymous Anónimo said...

Disfruta de cada ratito junto al mar, junto a Jarita y los tuyos, observa, sé que siempre lo haces, cada rincón, cada nube, cada ola y cada huella en la arena. Respira la brisa del mar...que luego se echa mucho de menos por aquí....un abrazo de Buddie, Laura y Rosa.

 
At 3:29 p. m., Blogger Isabel said...

Querida rosa
¿cómo podremos vivir sin mar?
¿ya estáis de regreso?
Un beso fuerte para todos.

 

Publicar un comentario

<< Home