17 septiembre, 2008

Refugios

Quizá la tarea más difícil de todas sea la de ser capaces de construir nuestro propio refugio interior. Ese lugar en el que podemos protegernos de aires y desaires, del frío y de la lluvia.
Un espacio que nos abrigue de los fríos del invierno y en el que la nostalgia sea dulce.

Hoy, mientras daba un largo paseo, miraba los rostros que se cruzaban conmigo y pensé cuántos de nosotros seremos capaces de construir ese refugio, ese lugar cálido en el que todo nos arrope y nada nos pese.

Del disco Body and Soul, de Stan Getz, uno de mis temas favoritos: It never entered my mind.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

At 9:35 p. m., Blogger lourdes said...

Un refugio necesario (como el aire).

 
At 1:16 p. m., Anonymous Anónimo said...

A veces pasan los años y ese "refugio" sigue sin ser construido, configurado como ahora se dice. Cerca de los 45 y lo que pensé que lo tenia hecho, lo tengo que volver a levantar. La vida es un ir y venir, proximo-lejano...En este mundo occidental quezás estemos con la mente cuadriculada, todo programado, todo previsto, "guerras preventivas" por lo que pueda venir, lo queremos todo en su sitio que nada nos sorprenda que nada se salga de su sitio. Hasta que un dia te paras y piensas que es algo mas profundo por encimas de todas esas máscaras.
La India , aunque no he ido, es un lugar que te desprograma, te limpia y te cura de muchos espantos. Me gusta seguir a Ramiro Calle un yogui como el se llama,para mi es como una respuesta a la incerticumbre. Os lo recomiendo. Un saludo bibliotecario@mixmail.com

 
At 1:54 p. m., Blogger Isabel said...

Lourdes:
Tienes razón, necesario e imprescindible...

bibliotecario@mixmail.com:
quizás el contacto con otras culturas, con otras formas de pensar y vivir sean una buena forma de construirse esos refugios. Otra visión de la vida y de la muerte para que los andamios interiores sean más sólidos. Gracias por tu comentario.

 
At 12:37 a. m., Blogger Club de lectura de la Biblioteca Torrente Ballester said...

Te leí estas palabras hace tiempo y pensé que te habías colado dentro de mí, de lo más recondito de mi ser, que sabías donde iba muchas veces cuando cuando me miras y mi semblante se echa a volar...sí yo tengo un refugio hace muchos años, es una casa a la ladera de una montaña y mi amor siempre me está esperando allí...

 

Publicar un comentario

<< Home