13 junio, 2008

Gilberto Gil

El de anoche fue un concierto que me permitió descubrir que Brasil ¡sigue existiendo!..
Y de qué manera!!!!

La Plaza Mayor vibraba a ritmo del reggae brasileño de ese hombre, vestido de blanco, de piel oscura y rastas plateadas.
Es una auténtica estrella y lo sabe. Es cálido, cercano, generoso, humano y buen comunicador. Y además Ministro de Cultura de su país.

Defiende causas que parecen no interesar a nadie: el libre acceso a la cultura, la cultura al alcance de todos. Por eso dicen de él que practica la ética "Hacker". Frente a los que arguyen en contra de este proceso los riesgos de la piratería, Gil comenta que "cuando Edison, inventor del cine, registró la patente de su invención en la costa este de EEUU, algunos creadores escaparon al monopolio que pretendía emigrando a California. Aquellos primeros ‘piratas’ fueron los fundadores de Hollywood".

Llenó de calor, color y sabor la noche salmantina. Sambas de las distintas regiones del Brasil, clásicos como "La chica de Ipanema", temas de Bob Marley o de los Beatles, algunas viejas canciones de su primera época...

Y muchos compatriotas animando con sus bailes la plaza, coreando sus canciones, enarbolando banderas de ese magnífico país que, a pesar de los pesares, sigue existiendo.

Y de qué manera!!!

Etiquetas:

1 Comments:

At 1:09 p. m., Blogger lourdes said...

¡Bárbaro, un concierto bárbaro!
Las guitarras poderosas.
La samba muy escondida.
Una piña de gente infranqueable hasta el escenario.

 

Publicar un comentario

<< Home