05 diciembre, 2006

en Paz

Llueve en Salamanca. Y, por primera vez en este año, hace frío.
Las calles se han llenado de adornos navideños, típicos, tópicos.
Los supermercados se han llenado de turrones.
Los centros comerciales resplandecen plata y oro.
Las televisiones se han llenado de anuncios de juguetes, perfumes, relojes y más cosas.
Las calles rebosan de gente adelantando compras navideñas. Ofertas de langostinos para ser congelados antes de la crecida. Regalos de amigos/as invisibles.
Los restaurantes se han colapsado de cenas de empresa.
El aire huele a villancicos, conciertos navideños.
Las iglesias siguen vacías. Y las campanas resuenan en la Plaza de los Bandos cada tarde (pobre Plaza pronto sin árboles)
Detrás de la ventana se hace enseguida de noche, y el hogar se convierte en un refugio cálido en el que disfruto, de verdad, escuchando PAZ, el tercer disco del niño Josele.
Un disco de un equipo de amigos producidos por Javier Limón y Fernando Trueba que han hecho, a través de la música, un homenaje a Bill Evans.
Pero no sólo hay música de Evans en el disco.
Hay estándares que el músico gustaba tocar en directo, con esa particularísima forma suya de tocar.
Hay flamenco, hay jazz, están la voz de Estrella Morente, las trompeta de Tom Harrell y Jerry Gonzalez, los bajos de Marc Johnson y Javier Colina, el saxo de Joe Lovano y la batería de Horacio el Negro.
Y hay unas manos que acarician una guitarra, que la exploran, que la conducen por caminos desconocidos y nos permiten volver a estar en paz con el mundo. El Niño Josele. Ahí es ná.

Etiquetas:

3 Comments:

At 11:31 p. m., Anonymous Anónimo said...

Isabel ha sido una grata sorpresa leer por primera vez tu blog,ya sé debería haberlo hecho antes pero, mejor tarde que nunca..verdad? me han encantado tus escritos, quería felicitarte y darte las gracias por compartir con nosotras lo mejor de tí, espero poder leerte más a menudo y tal vez me anime a poner algún comentario. Un beso grande. María.

 
At 7:59 p. m., Blogger Gatito viejo said...

Un abrazo, Isabel, felicidades por esa particular forma de sentir.
Te deseo unas felices fiestas.
Siempre es tan grato leerte...

 
At 3:02 p. m., Anonymous Anónimo said...

Tu manera de escribir sobre el disco del niño Josele me ha llevado de manera irrefrenable a comprarlo y regalarlo en Navidad.

Gracias por todo lo que compartes a través de tu blog. Da gusto leerlo.

Te deseo lo mejor para el próximo año. Un beso. Cristina.

 

Publicar un comentario

<< Home