20 julio, 2013

Simplemente un bosque

Fotografía: Donna Irene


“El día de tu santo
te hicieron regalos muy valiosos:
un perfume extranjero, una sortija,
un lapicero de oro, unos patines,
unos tenis Nike y una bicicleta.
Yo solamente te pude traer,
En una caja antigua de color rapé,
un montón de semillas de naranjo,
de pino, de cedro, de araucaria,
de bellísima, de caobo y de amarillo.
Esas semillas son pacientes
y esperan su lugar y su tiempo.
Yo no tenía dinero para comprarte algo lujoso.
Yo simplemente quise regalarte un bosque.”

Etiquetas: , , , ,

1 Comments:

At 10:32 p. m., Anonymous Anónimo said...

Precioso poema,

Un beso,
R2

 

Publicar un comentario

<< Home