19 junio, 2012

Inversiones rentables

Lousada, según la Wikipedia que todo lo sabe, es una villa portuguesa en el Distrito de Oporto, Región Norte y subregión de Tâmega, con cerca de 7.800 habitantes.
Es sede de un pequeño municipio de 94,89 km² de área y 44.712 habitantes (2001), subdividido en 25 freguesias. El municipio linda por el norte con el de Vizela, por el nordeste con Felgueiras, por el este con Amarante, y por el sur con Penafiel, por el sudeste con Paredes y por el oeste con Paços de Ferreira y Santo Tirso.





Pero lo que no cuenta la Wikipedia, que todo lo sabe, es que además y sobre todo, Lousada es un pequeño paraíso cultural y humano, enclavado en un paisaje maravilloso en el que, cuando se construye una casa se procura no dañar un árbol. Una pequeña villa luminosa y tranquila, con una magnífica Biblioteca Municipal situada en el centro, al lado de los Bombeiros voluntarios, un moderno auditorio y un teatro. 


Los políticos de la pequeña ciudad portuguesa llevan realizando una política basada en la rentabilidad de la cultura, la educación y el deporte. Por ello han decidido recortar en todo aquello que es menos rentable, incluidos sus sueldos (no cobran nada por su gestión política) e invertir en un polideportivo municipal de más de 350.000 metros- al que acudieron el año pasado 250.00 personas- dotado con toda clase de instalaciones para todo tipo de deportes; o invertir en educación: el Instituto, moderno y atractivo, acoge a 1600 estudiantes que trabajan las disciplinas de forma integrada, relacionando música, imagen, cine, literatura o ciencias con la naturalidad con la que todo el saber se relaciona.


La biblioteca escolar de dicho instituto está dotada con un fondo amplísimo, no sólo de libros de referencia o estudio sino de literatura de todos los países, audiovisuales, revistas y puntos de acceso a la información en la Red.


Las profesoras, tanto de las guarderías, colegios de primaria, secundaria o institutos, colaboran con la biblioteca municipal en la selección de fondos, diseño de espacios y de actividades. Toda la villa se implica, no sólo en la biblioteca, sino también en el Conservatorio de música (con 400 alumnos), Conservatorio en el que, además de música clásica, enseñan otras músicas como el jazz o el fado.


El arte de los niños y las niñas de todo el Concelho, está presente también en monumentos románicos y medievales de la zona. Así, en la Torre medieval de Vilar, las paredes interiores de la torre recogen los trabajos que los niños y las niñas han ido dejando en sus visitas con sus colegios, ocupando un lugar prioritario digno de la importancia que tiene acercar el arte a los niños con naturalidad.


Mafalda Arnauth, la gran fadista portuguesa apareció en el escenario del auditorio en el que nos invitaron a una audición de fados de los alumnos del Conservatorio. Era su manera de apoyar las iniciativas culturales de la pequeña ciudad, el esfuerzo diario por consolidar su cultura y su folklore de niñ@s, padres y madres y profesores.
Escuchar y ver a Mafalda, en ese pequeño escenario, poniéndose a la altura de los pequeños y pequeñas "aprendices" de fado, fue una prueba más del carácter generoso y humilde de los portugueses.


Nos decía el concejal de cultura de Lousada, que era el municipio portugués en el que más niños y niñas nacían y donde menos gente moría. También, que es la región portuguesa con menos índice de paro. "Y esto es porque invertimos en cosas rentables", añadía el concejal
Sí, los habitantes de este Concelho portugués tienen mucha suerte. Ya han descubierto que la cultura, la educación y el deporte son una excelente inversión a largo plazo.



Etiquetas: , , , , ,

2 Comments:

At 10:19 p. m., Anonymous Anónimo said...

Una buena experiencia, un gran pueblo y mejor gente. Estupenda Mafalda.

 
At 10:33 p. m., OpenID Oli said...

Lo más sano que se puede sentir es envidia.

 

Publicar un comentario

<< Home