10 marzo, 2010

Like a stone

Hoy recuerdo la imagen de las enormes piedras del paisaje abulense. El tiempo y el clima han ido confiriéndoles formas caprichosas a causa del lento desgaste.
Y pienso que forma adquiriremos nosotros con el tiempo.
Qué goteo incesante, que golpes de viento, que hielos, que soles, que lunas, darán forma a lo que somos alejándonos de lo que fuimos...

Etiquetas: ,

1 Comments:

At 10:16 p. m., Anonymous Anónimo said...

Dejemos que el tiempo haga su trabajo...
Que los golpes de viento sean suaves
Que los hielos no sean violentos
Que los soles cálidos y amorosos
Que las lunas llenas.

Isabel, el paisaje que nos regalas
me invita a recordar los paisajes
de mi pueblo, "El Mirón" (Avila).

Un beso, Chiqui.

 

Publicar un comentario

<< Home