30 junio, 2009

V.

Mujer-marea, mujer-misterio.
Libre como los pájaros que vuelan por encima de mares y montes.
A veces solitaria y esquiva, a veces cercana y sin embargo ausente.
Hay algo inaprensible en ella, algo inalcanzable, algo escurridizo y volátil en su forma de estar y ser junto a los otros.
Le supongo y le intuyo una vida interesante, llena de aventuras y misterios. Años de viajes, de largas y cortas estancias en muchos lugares.
La imagino, sin embargo, paseando por las calles de un pequeño pueblo salmantino que tiene el nombre del sepulcro de un obispo, con la mirada en el horizonte y el alma llena de nostalgias.
Suele escuchar mejor que habla. Y es la suya una escucha atenta llena de curiosidad e interés por lo que se esconde detrás de las palabras.
Suele escuchar mejor que habla, pero cuando habla puede dejar sin palabras a su interlocutor mientras su sonrisa matiza lo que dice como si no hubiera querido decir eso.
Tiene una mirada franca, de esas que miran hasta el fondo buscando lo esencial, lo que es invisible a los ojos.
Tiene una sonrisa grande y mueve las manos suavemente, como un avión planeando sobre la noche.
Y tiene un corazón generoso al que le cuesta decir "no".
Me gusta la libertad que emana, el aire fresco que la envuelve, su capacidad para perderse en cualquier sueño y para desaparecer, como un hada, en el horizonte.
Pero lo que más me gusta de ella es que siempre está dispuesta a la aventura, como la capitana de una historia de piratas , con su equipaje y su nave siempre prestos para partir, sin preguntarse jamás cuál es la misión o el destino del viaje.

Etiquetas:

2 Comments:

At 10:58 a. m., Blogger Club de lectura de la Biblioteca Torrente Ballester said...

...y ademásde todo eso tiene un sentido del humor genial e inteligente...
!!!sorprende¡¡
Féliz verano y un abrazo.CONCHI

 
At 1:50 p. m., Blogger lourdes said...

Es una persona lleeeena de sorpresas. Y está muy bien irlas descubriéndo poco a poco.
Un beso.

 

Publicar un comentario

<< Home