11 julio, 2007

Las misiones pedagógicas

¡Cómo he disfrutado!

¡Con cuanta pasión he saboreado cada línea de este maravilloso documento de uno de los hechos más fantástico de nuestra historia!

75 años se han cumplido hace muy poco de la creación de las Misiones Pedagógicas consideradas como la realización más generosa de la Segunda República.

En ellas participaron, dirigidos por el buen hacer de Manuel Bartolomé Cossío, y de forma voluntaria y generosa, muchos de los grandes intelectuales de la época:
escritores/as (como María Zambrano, Carmen Conde, Miguel Hernández, Antonio Machado, Luis Cernuda, Antonio Oliver...),
artistas -como Ramón Gaya, Eduardo Vicenteque, Juan Bonafé- que realizaron copias de obras maestras del Museo del Prado y la Academia de Artes de San Fernando de grandes artistas como Velazquez, El Greco, Murillo o Goya
maestros, actores, titiriteros, músicos, y un montón de jóvenes voluntarios, llenos de ilusiones que dedicaron mucho de su tiempo a colaborar con estas misiones.

En su labor distribuyeron más de cinco mil bibliotecas, representaron obras de teatro, títeres,recogieron canciones populares, proyectaron películas, expusieron obras de arte... Llevaron cultura y diversión a los lugares más alejados de España.

Nunca podremos llegar a saber todo lo que pudo suponer para los habitantes de aquellos pueblos sumergidos en el aislamiento y la pobreza, la aparición de aquellas misiones que transportaban hasta las puertas de sus casas: libros, películas, música, obras teatrales y las reproducciones de cuadros famosos expuestos en un "Museo del Pueblo" tan distintos de museos lejanos e inalcanzables, para ellos/as en aquellos tiempos.

Las bibliotecas que se montaron, los libros que se llevaron, los gramófonos por los que escapaban música y canciones, los discos de pizarra, las cámaras de cine, el Retablo de Fantoches -con los guiñoles- los entremeses de Cervantes y de Calderón, los romances del Coro de las Misiones...

Y la emoción de cada llegada, y el recibimiento, y los niños bailando al son de las dulzainas acompañando a los misioneros,
Y los ojos asombrados ante una pantalla que mostraba cosas que, ni siquiera, hubieran podido imaginar.
Y los oídos embelesados ante aquella música que salía de un gramófono, la caja mágica y misteriosa de los sonidos.
Y las mentes viajando lejos de los paisajes cotidianos, a través de la buena literatura que, de repente, les abría el mundo.

Casi 7.000 pueblos y aldeas de España, recibieron a aquellas Misiones. De Norte a Sur y de Este a Oeste, los misioneros fueron dejando algo más que huellas. Consiguieron que la cultura llegara a todos/as, que no fuera patrimonio de unos cuantos, que dejara de ser exclusiva y elitista. Y les mostraron lo mejor. No se escatimaron esfuerzos. No se cuestionaba la calidad -todo lo contrario- se escogían las mejores obras, los mejores colaboradores, los maestros/as mejor preparados.

Cierro este catálogo, coeditado con motivo de la muestra Las Misiones Pedagógicas, 1931-1936 por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales y la Residencia de Estudiantes bajo la supervisión de Eugenio Otero, con la retina impregnada de imágenes y el corazón de nostalgia por una época que se cortó tan cruelmente al empezar la guerra Civil.
Y me pregunto qué hubiera sido de todos nosotros/as, si aquello hubiese continuado. Qué clase de gente seríamos, qué bibliotecas tendríamos, cuáles serían nuestras demandas culturales y de ocio.

Luego, salgo a dar un paseo con Jara. En el bar de la esquina un programa de esos llamados "del corazón" vomita improperios, críticas, bodas, infidelidades...
Los ojos, las orejas y el corazón de los que se reúnen en torno a la televisión, también están abiertos de par en par, como los de aquellos niños viendo por vez primera una locomotora en "El maquinista de la General".




Etiquetas:

3 Comments:

At 12:46 p. m., Blogger lourdes said...

¡Viva la república y cultura para to@s!

 
At 8:25 p. m., Blogger Gatito viejo said...

Plas, plas, plas...
Un abrazo

 
At 6:53 p. m., Anonymous contodassusletras said...

http://www.museopedagogicodearagon.com/

No te pierdas, si pasas por Huesca, la visita a este museo.

 

Publicar un comentario

<< Home