13 junio, 2010

Metáforas

Al llegar a la casa vi un tigre que se paseaba despacio y luminoso por el salón, entre los cristales de Bohemia y las cajas de porcelana Ming: - No es un tigre- se apresuró a decirme el mayordomo-. ¡No lo mire, es sólo una metáfora, y los ojos de las metáforas contagian falsas emociones poéticas!
Rafael Pérez Estrada

(y con permiso de los Beatles, esta versión de Here comes the Sun, de Jon Bon Jovi)

Etiquetas: , ,

5 Comments:

At 7:19 p. m., Blogger autor said...

¡Qué bueno, Isabel, el gran Pérez Estrada!
Y ese texto del tigre que está en el primer libro suyo que compré, "Los oficios del sueño".
Inagotable y hermoso, Rafael.

Un beso.
Elías

 
At 11:02 p. m., Blogger Isabel said...

Mestre habló mucho de él en Arenas de San Pedro. Tenía ganas de poner algo suyo. Esta metáfora me parece preciosa. Como tantas cosas suyas.
Dos besos Elías.

 
At 11:33 p. m., Blogger autor said...

La pluma con que Mestre dibuja sus dedicatorias era de Pérez Estrada.
Y por cierto: acaba de salir un libro suyo, "Antología de breve ficción" en la Ed. Berenice.
A mí me lo ha regalado hace unos días en Barcelona, José Ángel Cilleruelo, albacea de Rafael.

Tres besos, Isabel.
Elías

 
At 11:46 p. m., Blogger Isabel said...

¿Pluma? ¡Las dedicatorias de Mestre llevan un arsenal de acuarelas de colores!!!!
:-)
Gracias por la referencia del libro, Elías. Mañana mismo voy a por él. ¿Qué tal por Barcelona?

Cuatro .....

 
At 6:43 p. m., Blogger autor said...

Unas cuantas de esas dedicatorias tengo yo atesoradas, Isabel.
Es un placer verle dibujar con la pluma -insisto- y las acuarelas.
Cuando por fin nos conozcamos
-que ya va siendo hora- te las mostraré.

Y Barcelona, qué decirte: bona, bona, una delicia.

Cinco.

 

Publicar un comentario

<< Home