06 mayo, 2010

Cosas del destino


Porque veces el sol no es suficiente, una se acerca a las candelas de las amigas/os y pone las manos sobre la llama para, sin quemarse, coger un poco de su calor.
Hoy, alguien, que procede de un país lejano, me ha mandado unas brasas que he puesto bajo mi corazón, han templado mis ánimos y han dado luz a mis miedos.
Y yo, débil aún por el frío de estos meses, me he llenado de calor y de fuerza.
Hoy no me bastaba el sol, y el destino, en forma de ternura, se ha puesto de mi parte.
Quizás, sólo por estos momentos, la vida sigue mereciendo -mucho- la pena.

Etiquetas: , ,

7 Comments:

At 1:40 p. m., Anonymous Anónimo said...

:), qué bien Isabel

Un abrazo, Risa (uy, quise decir Rosa...ya estamos con los jueguecitos de palabras)

 
At 4:26 p. m., Blogger Isabel said...

Rosa+Isa=Risa :-))

 
At 7:17 p. m., Blogger pregones said...

que sean como una cadena Isa...y que yo no sea la última
Bea

 
At 1:49 p. m., Blogger lavelablanca said...

Acabo de terminar un cursillo sobre una plataforma tecnológica. ¡Qué decepción!

Y sin embargo aquí -también con la tecnología- suceden cosas...

¿Cómo copaginarlo?

 
At 3:29 p. m., Blogger Isabel said...

Bea: te echo de menos...

¿Plataforma tecnológica Lavelablanca? ¿Tú? ¿Con ese barco con las velas desplegadas al viento? ¿Con tu mar enrarecido? ¿con los piratas subiendo y bajando por tus mástiles?
Yo te imagino más en una isla desierta aprendiendo a sobrevivir junto a Crusoe.
No puedes compaginarlo... De ninguna manera...

 
At 4:53 p. m., Blogger lavelablanca said...

¡Ay, mujer! Sí, dejo la plataforma tecnológica y me voy a la isla.

Pero... ¿y los amores?

 
At 6:00 p. m., Blogger Isabel said...

Bueno, no hace falta que estés solo en la isla Lavelablanca.
¿No te caben en el barco? ;-))

 

Publicar un comentario

<< Home