13 marzo, 2010

El Ulises

Yo también estuve en Dublín un 16 de junio, en el Bloomsday.
Y después de un pantagruélico desayuno irlandés en el hotel: judías, huevos revueltos, morcilla, panceta, tostadas y té, me bebí una pinta en la Martello Tower -eran las 8 de la mañana-.
Luego hice parte del recorrido de Bloom y tomé un borgoña y un sandwich de Gorgonzola en el Pub Davy Byme en Duke Street.
Yo también estuve allí ese día, disfrutando de la contagiosa alegría de los irlandeses, vestidos de época para la ocasión y haciendo largas colas ante la barra de un pub oscuro en un día luminoso.
Yo tampoco he podido leer entero el Ulises y sin embargo no hay año que no lo intente. Sigo sin darme por vencida...


Etiquetas: , ,

1 Comments:

At 2:14 p. m., Blogger lourdes said...

Dentro de poco voy a intentarlo de nuevo; aunque creo que la traducción que tengo no es buena (ya sabes, eso hace mucho).
¡Ánimo! (para todo).

 

Publicar un comentario

<< Home