14 agosto, 2009

Maneras de viajar

"Que hay excelentes viajeros quién puede dudarlo, pero tal vez sea más razonable pensar que toda ciudad, espacio, catedral o bosque milenario quedará inmediata e irremediablemente reducido a los límites mentales de su visitante. Y "reducido" aquí es una palabra particularmente apropiada. Hay pocos buenos viajeros porque hay pocas personas sabias, y que esta afirmación más o menos chusca sea aplicable a casi todo no la hace menos cierta. En realidad uno casi siente más simpatía por aquellos que deciden esconderse en un ressort, colgarse una pulsera naranja y pasarse en fermentación una semana playera, que por aquellos que cruzan Afganistán a pie (o cualquier cosa que al más loco de los afganos ni siquiera se le ocurriría hacer) para regresar a casa y decirnos: "Admírenme, lo he hecho". Habría que responderles como Oscar Wilde: "Ah, pero usted... ¿todavía viaja?".

Andrés Barba
Leer artículo completo en Babelia (08/08/09)

Etiquetas: , ,

1 Comments:

At 12:43 p. m., Blogger Miguel said...

El problema de los viajes es que siempre nos llevamos a nosotros mismos,dice Alain de Botton,por eso hay tantas formar de viajar,viajeros y formas de contarlo.Hoy día que todo está descubierto,las personas que regresan del verano nos contarán sus viajes conectados a la complejidad de lo que somos.Un saludo Miguel.

 

Publicar un comentario

<< Home